LA SUERTE NO ES SUFICIENTE

Una decisión lo cambia todo, las personas creen tener siempre todo calculado, vivimos en una sociedad donde la persona que alcanza el éxito, es un “suertudo”. Básicamente porque tiene y esta donde muchos quisieran estar y tener, pero hace falta tener las agallas para lograr todos nuestros sueños y metas.

En muchas ocasiones cuando se habla de éxito, inmediatamente se piensa en la palabra suerte. Asocian o mejor dicho resumen el esfuerzo, trabajo duro y perseverancia con la palabra suerte, la realidad es que si una persona ha logrado llegar donde deseaba, es porque simplemente nunca dejo de soñar, nunca dejo de trabajar, movió cielo y tierra por llegar hasta donde se propuso llegar. Sin embargo, se necesita desarrollar los talentos, tener disciplina, tenacidad, constancia pero sobre todo mucha paciencia.

Cuando hablamos de éxito y de triunfo profesional, estamos hablando de decisiones de mantener ese control mental para saber hacer frente a cualquier adversidad y dificultad que se presente en el camino, con coraje y optimismo. Aquí la suerte no prevalece, porque la verdadera valentía del triunfo en la vida es resultado de esas sabias decisiones que sabemos tomar a la hora de estar frente a las oportunidades, de esa preparación que hemos adquirido a través de las luchas constantes por lograr aquello que se ama,  aquello que se sueña y que ansía por alcanzar.

Después de tantas batallas que se te quede pegada la espada en la mano para seguir liderando todas las guerras que tienes por delante, pero si no eres capaz de pelear y de luchar, te pasara el tiempo, los años y nunca habrás intentado nada interesante en la vida. Sal de esa mediocridad ya. Ponte a hacer algo que valga la pena.

Desear algo es fácil, lo difícil es llevarlo a la acción es lo más complicado, no importa si las  metas sean grandes o pequeñas. Lo importante es que, debes ir a por ellos, con los pocos recursos que tengas. Decide porque “Sólo es una decisión lo que te separa de lograr el éxito”.  Cuando tú tomas una decisión  es el momento cuando todo comienza a cambiar.  Una decisión lo cambia todo. Y es que es a través de las decisiones que se generan los cambios.

El deseo de querer cambiar algo no es suficiente, se necesita de una decisión para poder generar los cambios, se necesita valor, sobre todo disciplina para lograr el éxito. Sin embargo, hay que saber equilibrar una serie de aspectos básicos que permitan alcanzar aquello que se desea alcanzar, por eso es  importante la toma de decisiones, esto es lo que convierte a la suerte en algo extraordinario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Más información