RESILENCIA: ¿Cómo afrontar las situaciones negativas de la vida?

Las situaciones negativas de la vida suelen relacionarse con malas vibras y bajos estados de vibración. Sin embargo, debes saber que la resiliencia es una habilidad que te permitirá afrontar las situaciones complicadas con la mejor disposición, para convertir un mal momento en una oportunidad.

¿Qué hacer ante situaciones difíciles?

En definitiva, las malas vibras son una circunstancia de la que nadie se escapa, en determinados momentos, especialmente en aquellos momentos difíciles. Cuando aparecen las situaciones dolorosas y complejas, es muy común sentirse decaído y empezar a asumir una postura negativa de la vida.

Es por ello que el día de hoy quiero hablarte sobre la resiliencia, como una herramienta para superar las malas rachas y convertir los malos momentos en oportunidades de crecimiento.

¿Qué es la Resiliencia?

Aunque no lo creas, la manera en la que te hablas a ti mismo hace la diferencia. Por ello, es importante manejar un diálogo interno respetuoso y adecuado, en donde puedas entender tus circunstancias y tratarte con amor, sin importar lo pesadas que sean las situaciones externas.

La Resiliencia, por lo tanto, se puede definir como la capacidad personal de superar momentos desafortunados. Esto te permite pensar y manifestar en un sentido positivo, decretando abundancia y prosperidad.

Muchas veces, nos damos cuenta de que estamos rodeados de personas conflictivas y negativas, caracterizadas por tener malas vibras. Esto se debe, en gran medida, a nuestro propio diálogo interno, ya que cuando tenemos una perspectiva negativa de la vida, solo seremos capaces de atraer personas y situaciones nocivas.

¿Cómo practicar la Resiliencia?

Lo primero que debes tener en cuenta para practicar la Resiliencia es que no puedes establecer juicios de valor sobre las emociones. Esto significa que las emociones y sentimientos no pueden catalogarse en ‘’buenos’’ o ‘’malos’’, sencillamente son emociones y debes darte permiso de sentirlas.

Cuando dejas de catalogar las emociones y de emitir juicios de valor sobre ellas, puedes darte el permiso de sentir con libertad. Esto te permitirá identificar las situaciones difíciles y saber que, al igual que todo en la vida, en algún momento pasará.

Una vez que empieces a ver las situaciones difíciles como oportunidades para sentir y aprender, dejarás de vibrar en negativo y atraerás a tu vida a personas que vibren en la misma sintonía que tú. De esa manera, podrás establecer redes de apoyo sólidas y positivas, que te acompañen en momentos complicados, cuando así lo necesites.

Sin embargo, lo más importante para practicar la Resiliencia es ver cada situación como una oportunidad y preguntarte “¿qué podré aprender de ello?”.

ARTICULOS RELACIONADOS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Más información