¿POR QUÉ ESPERAMOS TANTO DE ALGUIEN MÁS?

"No veas los errores de tu vida como pérdida de tiempo, sino como ganancia de sabiduría."

Todos pasamos por una decepción en algún punto de nuestras vidas. Ya sea una decepción con un amigo, una decepción laboral o amorosa. Pero nadie en este mundo está exento de decepcionarse alguna vez en su vida. Hoy te hablare un poco de esa interrogante que a veces nos hacemos por qué esperamos tanto de alguien más.

Pero ¿Por qué ocurren este tipo de situaciones? ¿Por qué esperamos tanto de las demás personas? Son preguntas que a pesar de que nos la continuemos haciendo una y otra vez, no logramos llegar a una respuesta que nos satisfaga.

Sin embargo, la verdad es que todos estamos condicionados a inclinarnos a las ilusiones. Por ejemplo, cuando conocemos a alguien y nos gusta. Nuestro cerebro, cambiando con las emociones, comienza a presentarnos distintos escenarios.

Escenarios imaginarios que nos llenan de ilusiones, provocando ese sentimiento de esperanza. Y por lo tanto, esperamos mucho más de esas personas. Cuando en realidad no sabemos si esa persona nos corresponderá o será la ideal para nosotros.

La mayoría de las desilusiones amorosas suceden de esa manera. Cuando las señales son malinterpretadas, las palabras se vuelven otra cosa, y los corazones rotos aparecen. ¡No te dejes llevar por las ilusiones! Ya que cada cerebro es un mundo, y no podemos pretender que las demás personas hagan siempre lo que deseamos.

Por otra parte, también existe la idea de que esperamos tanto de alguien más por el simple hecho de que nosotros estaríamos dispuestos a hacer todo por ellos. Pero aun allí, no es sano esperar algo de nadie. Ya que todas las acciones deberían hacerse desinteresadamente.

Eso no quiere decir que dejes de hacerlo, no. Tú mantén ese buen corazón intacto. Porque verás que llegará el momento en donde encontrarás a esa persona tan especial que te sorprenderá con todas las cosas lindas que te hará vivir.

Así que todo recae en eso, que esperamos que una persona haga por nosotros todo lo que nosotros seriamos capaces de hacer por ellas. Y es justo en ese momento donde nos damos cuenta de quienes son en realidad las personas que nos rodean.

¿Son amigos o enemigos? ¿Es un nuevo amor o un nuevo enemigo? Nunca lo sabremos hasta que llegue el momento. Mientras tanto, no dejaremos de ser buenas personas. No dejes de tener es inmenso corazón. Y no dejes de tener esperanza ni de soñar nunca.

Porque llegará el día en el que te llenarás de sorpresas en vez de anhelos. Y llegará esa persona que será capaz de hacerlo todo por ti.

ARTICULOS RELACIONADOS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Más información