LO MEJOR QUE PODEMOS APRENDER

"Respira y sonríe, es sólo un mal momento, no una mala vida."

Sin duda alguna, este año 2020 estuvo lleno de noticias muy abrumadoras. La humanidad, por primera vez en muchos años se vio sumida en el completo caos y el miedo. Hoy te hablare de lo mejor que podemos aprender de las adversidades.

Los seres humanos no supimos qué hacer o cómo reaccionar ante las situaciones. Muchas personas se aterrorizaron, muchas optaron por refugiarse y otras por protestar. Sin embargo, podemos pensar ¿Qué hemos aprendido con toda esta nueva experiencia? ¿Qué enseñanzas nos ha dado y cómo podemos usarla para el futuro?

Lo más importante que dejó este año 2020, es la humanidad que aún se esconde dentro de las personas. Todos tenemos miedo, y aunque por un instante vivimos como si nada malo pudiese pasarnos, nos dimos cuenta que sí.

Por eso, debemos abrazar esta experiencia, y tomarlo como una enseñanza. Todo lo que sucedió a lo largo de este año, es un llamado a la reflexión. Pensar y meditar sobre todos los comportamientos que hemos tenido en la última década.

¿Hemos sido de alguna utilidad para el medio ambiente? ¿Hemos contribuido a la protección del habitad de los animales? Y si la respuesta es no, es hora de que comencemos a hacerlo.

Pensar más en los demás, pensar un poco más en contribuir, ayudar al prójimo y ser mucho más amables y solidarios. El ser humano debe apoyarse el uno al otro, porque en este mundo entero solo nos tenemos los unos a los otros.

En la unión de todos está la fuerza

Al igual que las pequeñas hormigas, si todas las personas nos unimos con un mismo propósito, se podrán logra muchas cosas. Además, con toda esta experiencia, nos hemos podido dar cuenta de que el dinero, el estatus o las clases sociales son solo vanidades. No sirven para nada cuando estamos todos en peligro.

Todos somos iguales. Todas las personas del mundo valemos lo mismo, y es el deber de todo velar por el bien del prójimo. Sin esperar nada a cambio, sin buscar ningún tipo de retribución.

El 2020 fue un año lleno de enseñanzas, lleno de llanto. La reconciliación del ser humano con el planeta tierra. Ha llegado la hora de tomar mucha más conciencia, y proteger tanto al planeta tierra como a nosotros mismos.

ARTICULOS RELACIONADOS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Más información