ATRÉVETE A SALIR DE TU ZONA DE CONFORT

Todos vivimos en una zona de confort que poco a poco se va expandiendo con las experiencias nuevas, los cambios y las adversidades. Sin embargo, en ocasiones nos quedamos estancados en una rutina, nos anclamos a la seguridad de un muelle sin la intención de volver a zarpar y si no aparece nada externo que nos fuerce a movernos podemos pasar el resto de nuestras vidas allí.

Aunque pueda llegar a ser aterrador enfrentar lo desconocido, explorar nuevos horizontes y experimentar nuevas cosas por primera vez es algo maravilloso que nos permite crecer y desarrollarnos. Atrevernos a dar un salto de fe hacia aquello que deseamos pero que por temor al fracaso evadimos. Es una de las pruebas que nos pone la vida para ver que somos capaces con el tiempo que se nos ha obsequiado en este mundo.

Un nuevo rumbo

Cada paso que la humanidad ha dado hacia nuevas fronteras fue aterrador en su momento. Los antiguos navegantes temían caer por el borde del mundo o adentrarse tan profundo en el mar que nunca podrían volver a casa, pero aquellos que tomaron el riesgo agrandaron el mapa y de igual modo cada uno de nosotros tenemos muchas opciones por explorar en nuestras vidas.

El tiempo es el regalo más grande que se nos ha concedido cada instante de existencia es único e irrepetible, se convierte en pasado antes que podamos darnos cuenta. Por ello tenemos que exprimir al máximo cada experiencia, hacer de cada momento algo significativo, tal vez no del modo que te gustaría porque muchos pasan la vida esperando que algo o alguien llegue para darle significado a todo.

La realidad es que si no disfrutamos por nuestra cuenta con la disposición de valorar cada momento, nada ni nadie será suficiente para sentirnos bien. Por el contrario terminaríamos robando la felicidad de los otros sin poder saciarte, mientras que cuando nos sentimos felices de corazón irradiamos esa sensación de bienestar a los demás.

¿Qué hago si fallo?

Intentar algo nuevo y que se nos dé bien a la primera es casi imposible todo tiene sus dificultades. Son estas las que hacen que den mas deseo conseguir el éxito. Pues cada piedra en el camino, cada bache en la vía y cada tropiezo nos enseña algo nuevo o nos recuerda algo que no hemos terminado de superar, pero no hay más alternativa que seguir intentando, porque dejar de intentar es asumir el fracaso.

Mientras continuemos avanzando nunca fallaremos en verdad, porque seguiremos progresando, a veces desde un ángulo diferente con una nueva perspectiva. El límite de tu éxito está determinado por tu perseverancia, levantarnos tras cada caída es la marca del triunfador.

Mira hacia el futuro

Después de cada logro se abre un nuevo abanico de posibilidades, hay quienes les asusta la incertidumbre de lo que viene después de alcanzar una meta y esto hace que el subconsciente se auto sabotee, como quienes no termina sus estudios faltándoles solo la tesis para culminar o quienes queriendo renunciar a su trabajo siguen en el por no saber qué hacer después.

Si te ataca ese frio en el estomago de no saber donde terminaras si dejas atrás lo que ya conoces, recuerda que has pasado por esto muchas veces y siempre ha sido para mejor, cada experiencia nueva que has vivido que en algún momento no sabias como seria, “el hoy es un valioso tesoro”.

ARTICULOS RELACIONADOS:

  1. Melanie dice:

    Muy buena esta reflexión! Me sirvió de mucho para mí trabajo. Gracias.

    1. reflexionesrs dice:

      Me alegra mucho, gracias por tu comentario😊.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Más información