¿QUE SE VAYAN?

"No compitas con nadie, no tienes que demostrarle nada a nadie, no tienes que llegar a donde otro llegó, solo superar tus propios límites".

Muchas veces nos encontramos rodeados de personas negativas. Personas que más que sumar, restan cosas en nuestra vida. Por lo tanto, cuando nos damos cuenta estamos rodeados de situaciones un poco favorables que nos hacen felices, estas personas influyen en ese sentimiento. Hoy te hablare de ese sentir que puede surgir como el ¡que se vayan! sino aportan nada positivo a tu vida.

Este tipo de persona puede ser cualquiera.  Nuestros compañeros de trabajo, nuestros amigos, hasta un familiar. Es imposible que esos comentarios no nos afecten de una forma u otra, por lo tanto lo más sano será dejarlos ir.
No te enfrasques en mantener relaciones que no te brindan un apoyo moral genuino. Ya que de esa manera solo te harás daño a ti mismo. Céntrate en tus metas y en tus sueños, y deja que el éxito haga todo el ruido por ti.

No podemos vivir de las apariencias solo para complacer los caprichos de las demás personas. De la misma forma, no podemos permitir que alguien más viva nuestra vida por nosotros.

De nada vale pasar cada día complaciendo los deseos de alguien más, cuando al momento de acostarnos y pensar sobre la almohada en que no somos nada felices. Por la simple razón de que no hacemos lo que más anhelamos.


¿Cuál es la mejor manera de ser verdaderamente felices? Centrándonos en nuestras propias vidas. Concentrándonos en nuestros propios sueños y objetivos. Sin necesitar de nada ni de nadie, y sobre todo sin dejar que las opiniones negativas de las personas a nuestro alrededor nos influyan.

Así que respira hondo, medita y por fin permítete a ti mismo dejarlos ir. No los necesitas. No necesitas a una persona que esté a tu lado todo el tiempo criticándote, o diciendo que no puedes. ¡Porque sí puedes! Todos tenemos la capacidad de cumplir cualquier sueño que nos propongamos.

Siempre y cuando, mantengamos la mente en el objetivo. Y por supuesto, rodeándonos de personas que nos hagan sentir mejor. Que nos ayuden día a día a superarnos. No lo contrario.

Así que si has estado cargando el peso de convivir con personas negativas, ha llegado el momento de dejarlas a un lado. Céntrate en ti, en tus deseos, y en las personas que sí están allí para apoyarte sin importar qué.

No olvides que en tú vida el único que importa eres tú mismo. Así que dirige el curso de tu destino únicamente hacia cumplir tus metas, alcanzar tus sueños y llegar a ser verdaderamente feliz sin ningún tipo de ataduras. Ni mucho menos gente que te diga que no podrás.

ARTICULOS RELACIONADOS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Más información