¿CUÁNDO DEJAR IR A ALGUIEN?

Separarnos de alguien nunca será una situación fácil, cada persona que conocemos forma parte de nuestra vida de un modo u otro, bien sea para desafiarnos, hacernos crecer o incluso para aprender sobre nosotros mismos. Sin embargo, no todas las personas que llegan a nuestra vida son lo que esperamos, en algunos casos son de formas positivas y en otros no.

Tendemos a aferrarnos a lo que conocemos, el cambio nos asusta y el tan solo pensar en soltar aquello que conocemos nos deja una sensación de vacío, pero todo esto es una prueba que superar por nuestro bien y el de quienes nos rodean.

“Un ave enjaulada siempre anhelara la libertad y el cielo azul, por más que nuestra intención sea buena cada quien debe vivir sus experiencias y lo mejor que podemos hacer es valorar los buenos momentos, aprender de los errores para no repetirlos e impulsarnos hacia el futuro”.

¿Cómo superar el vacío?

La sensación de abandono o de culpa y el arrepentimiento son parte del proceso. Cuando sentimos que perdemos una conexión es cuando más nuestro subconsciente se intenta adherir a ello, pero para volar libres debemos dar este salto de fe, atesorar los aprendizajes que pudimos dar con esa persona incluso si fueron amargos o difíciles, estos nos convierten en quienes somos, una versión más sabia y experimentada de nosotros mismos.

Estar dispuestos a empezar de nuevo, pero ahora con una nueva perspectiva y dejar a los demás vivir sus propios procesos de aprendizaje, es una parte fundamental decir adiós, y darnos cuenta que muchas veces estamos demasiado cerca para ver el panorama completo, pero el tiempo nos enseña como lo que ayer parecía un problema hoy es una gran solución.

¿Estoy haciendo lo correcto?

Cuando la duda nos embarga y nos empezamos a cuestionar nuestras decisiones, lo mejor que podemos hacer es darnos un alto y pensar en frio, cual fue el origen de elección, como me siento después de lo vivido, cuanto he madurado gracias a esta experiencia, si retrocedo por temor.

Un nuevo comienzo

Cuando cerramos un capitulo en nuestra vida uno nuevo se abre, así como la magia de ver una película por primera vez, las nuevas etapas de la vida son un misterio, una aventura maravillosa que no sabemos cuánto vamos a disfrutar hasta que nos damos la oportunidad de descubrir ese horizonte que nos espera.

Este es el momento de retomar las riendas de nuestro porvenir, ir por esos sueños que nos apasionan y poco a poco convertirlos en logros, la vida misma se encargara de orientar nuestros pasos mientras estamos haciendo lo correcto para nosotros y quienes nos rodean.

“Nadie sabe cuán brillante puede llegar a ser su futuro hasta que nos dejamos llevar y disfrutamos de cada nueva experiencia”.

ARTICULOS RELACIONADOS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Más información